Pasar al contenido principal
Cargando...

Permisos de trabajo para extranjeros en España

Permisos de trabajo para extranjeros en España

En este post encontrarás información general sobre los diferentes tipos de permiso de trabajo para extranjeros en España. En función de tu situación, será más apropiado un tipo de permiso que otro.

España y visa de trabajo

El permiso de trabajo es una autorización que se concede a los extranjeros que quieren comenzar una relación laboral o profesional en España. Para obtenerlo es necesario cumplir una serie de requisitos, los cuales varían en función del tipo de permiso que se solicite.

Regulación de los permisos de trabajo para extranjeros en España

La normativa española de extranjería, así como sus procesos administrativos, pueden llegar a ser un tanto complejos.

Hay dos normativas que reflejan las categorías de permisos de trabajo existentes en España:

  • En primer lugar, la Ley de Extranjería (2000), la cual busca ordenar los flujos migratorios y que estos solo se lleven a cabo cuando no haya candidatos españoles al puesto de trabajo en cuestión. Por tanto, podríamos afirmar que esta normativa nace con el fin de priorizar la contratación de españoles.
  • En segundo lugar, la Ley de Emprendedores (2013), que pretende, mediante la política migratoria, incentivar la atracción de talento e inversión extranjera en España. Al contrario que la Ley de Extranjería, este segundo texto normativo nace con la voluntad de atraer talento internacional para aumentar la productividad de las empresas españolas.

Estas dos leyes encauzan los tres escenarios en los que se puede encontrar una persona extranjera que deba solicitar una visa de trabajo en España:

  1. Como empresario que va a iniciar una actividad profesional;
  2. como trabajador contratado localmente en España con voluntad de permanencia en el país;
  3. y como trabajador desplazado temporalmente a territorio español.

Una vez se identifica el escenario (1, 2 o 3), es relativamente sencillo determinar los requisitos que se deben cumplir para poder obtener el permiso de trabajo necesario.

Por tanto, debemos tener en cuenta que existen varios tipos de autorizaciones que prevé la legislación española para que los extranjeros puedan desarrollar su actividad en España. Tanto los requisitos como el procedimiento para la obtención de la autorización serán diferentes en función de determinadas características, tales como la nacionalidad del trabajador, la dependencia (cuenta ajena o cuenta propia), la cualificación (si es altamente cualificada o no), etc

¿El trabajador es comunitario o extracomunitario?

A la hora de escoger el permiso de trabajo adecuado, el primer paso es distinguir si nos encontramos con un trabajador comunitario o extracomunitario

Si el trabajador es comunitario (nacional de un país miembro de la UE, de Suiza o de un país del Espacio Económico Europeo, o sus familiares) puede trabajar en España sin tener que solicitar ningún permiso de trabajo ordinario al estar amparados por el Derecho de libre circulación. Simplemente tiene la obligación de inscribirse como residente comunitario en España. En este caso únicamente será necesario obtener el Certificado de Registro de la Unión Europea.

Es decir, si el trabajador es comunitario (o familiar de comunitario) y quiere trabajar en España, tiene la obligación de documentar la situación y no de solicitar una autorización. Esta es una de las principales diferencias entre la figura migratoria del comunitario y del extracomunitario. A este último le están destinados una serie de permisos de trabajo específicos para tal situación y que son los que explicamos a continuación.

Para comprender mejor los tipos de permisos de trabajo para extracomunitarios y cuál es el más adecuado en cada situación, en primer lugar, hay que diferenciar si el trabajador extracomunitario viene a trabajar en España en calidad de empresario/trabajador por cuenta propia (es decir, viene a establecer una actividad empresarial) o viene como trabajador por cuenta ajena (esto es, con contrato de trabajo)

Principales permisos de trabajo para los empresarios | España

La legislación española establece tres principales permisos de trabajo para los empresarios que quieren venir a España a desarrollar su actividad profesional.

Autorización de Residencia para Emprendedores en España

En primer lugar, encontramos la Autorización de Residencia para Emprendedores, destinada a aquellos extranjeros que van a desarrollar una actividad económica innovadora o con valor añadido en favor de la economía española.

Este permiso de trabajo tiene muchísimas ventajas: por ejemplo, da la posibilidad de obtener la residencia legal previamente al establecimiento de la actividad profesional. ¿Por qué esta situación es ventajosa? Principalmente porque “elimina el miedo y la incertidumbre” de asumir costes de establecimiento sin la garantía de posteriormente ser autorizado a residir en España.

Autorización de Residencia para Inversores en España

En segundo lugar, existe la Autorización de Residencia para Inversores. Para su obtención se debe llevar a cabo una inversión económica en España:

  • de 500.000 euros si se trata de inversión en bienes inmuebles;
  • de un 1.000.000 de euros si se trata de un depósito bancario o bien de inversión en participaciones en empresas o fondos de inversión;
  • o de 2.000.000 de euros si es en deuda pública española.

Además, también autoriza a sus titulares a trabajar por cuenta propia.

Autorización de Residencia y Trabajo por cuenta propia en España

De manera alternativa, encontramos la Autorización de Residencia y Trabajo por cuenta propia, pensada para aquellos extranjeros que van a establecer un negocio o trabajar en una empresa en la que posean más del 24% de participaciones.

Permisos de trabajo para extranjeros contratados en España o en origen

¿Dónde está localizado el contrato de trabajo y la nómina? ¿En el país origen (régimen de desplazados) o en España? Hacerse esta pregunta y conocer la respuesta es un paso fundamental para determinar la figura migratoria bajo la cual se tramitará el permiso de trabajo correspondiente.

Si el trabajador mantiene su contrato en el país de origen (es decir, fuera de España), se valorarán las opciones de traslado intraempresarial o transnacional de servicios. Si el desplazamiento se desarrolla dentro de la Unión Europea, también habrá que valorar la opción de optar por el Visado Van der Elst.

Por el contrario, si el trabajador es contratado por una empresa desde España, habrá que valorar las siguientes vías, las cuales desarrollamos de manera más amplia en los siguientes apartados:

  • Autorización como profesional almamente cualificado.
  • Autorización de trabajo por cuenta ajena.
  • Autorización de residencia para prácticas.

Existe una multitud de permisos de trabajo para extranjeros que van a ser contratados localmente, pero nos ceñiremos a estos tres, que son los más utilizados.

Autorización de Residencia para profesionales Altamente Cualificados

A grandes rasgos, este permiso de trabajo va dirigido a cubrir puestos de trabajo directivos o altamente cualificados, en aquellos casos en los que los trabajadores o bien poseen una titulación superior o bien cuenten con una experiencia profesional equivalente, en ambos casos relacionada con el puesto de trabajo ofertado. Otros requisitos relevantes son los mínimos salariales exigidos (superior a 40.000 euros para técnicos cualificados, a 54.500 para directivos, y a 30.000 para menores de 30 años o en proyectos empresariales considerados de interés para España).

Autorización de Residencia para prácticas

Este permiso de trabajo va dirigido tanto a:

  1. La incorporación de personas trabajadoras que hubieran obtenido su titulación de estudios superiores en los 2 años previos a la suscripción del contrato
  2. La incorporación de estudiantes en prácticas.

No tiene grandes limitaciones, por lo que se ha convertido en la vía preferida para incorporar joven talento extranjero.

Es válido por un máximo de 2 años, pero al finalizar el primero se puede modificar a una autorización de trabajo por cuenta ajena.

Autorización de trabajo por cuenta ajena

Se trata del permiso de trabajo que funciona para cualquier puesto de trabajo, siempre que lo permita la situación nacional de empleo, esto es, que no haya desempleados que puedan ocupar el puesto.

A pesar de que la situación actual del mercado de trabajo español no propicia la tramitación de este permiso de trabajo, se establecen algunas excepciones al requisito de situación nacional de empleado, como pueden ser los casos de personal de confianza, trabajadores cualificados, nacionales de Perú o Chile, residentes legales y sus familiares, etc.

No es el permiso de trabajo más ventajoso ni el más rápido de obtener, pero sí una opción a tener en cuenta cuando no se cumplen los requisitos de los dos permisos de trabajo anteriores.

Trabajador desplazado temporalmente a España

Son los casos en los que los trabajadores mantienen su relación laboral y salario con la empresa de su país de origen, que los trasladan temporalmente a España para la prestación de un servicio. En esta situación siempre se debe tramitar una Autorización de Trabajo por Traslado Empresarial, cuyos principales requisitos son tener una antigüedad en el puesto de tres meses, y o bien una titulación superior o alternativamente tres años de experiencia profesional en el puesto de trabajo.

Nuestro equipo de GD Global Mobility te puede gestionar uno de estos permisos de trabajo tanto si vienes a trabajar a España por cuenta propia como ajena. ¿Necesitas una empresa que tramite visas de trabajo? Nosotros podemos ayudarte a iniciar los trámites para legalizar tu situación en nuestro país. Contacta con nuestro servicio de Tramitación de permisos de trabajo en España para extranjeros para más información.

Permisos de trabajo para extranjeros en España

¿Tienes alguna duda?

Si tienes alguna duda o quieres ampliar información sobre nuestros servicios sin ningún compromiso, ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

Contacta ahora